Mejor Robot Limpiacristales

mejor robot limpiacristales comparativa

Hemos probado algunos de los limpiacristales automáticos más vendidos del mercado buscando el mejor robot limpiacristales y hemos comprobado que su uso solo es adecuado para algunos casos. Si crees que necesitas un robot para limpiar las ventanas, el Prixton BT-200 es nuestro robot recomendado. Con el se obtienen excelentes resultados de limpieza, tiene unos buenos sensores, funciona sin hacer cosas raras y tiene un buen precio.

No volver a limpiar las ventanas nunca, ¿no es maravilloso? Los robots de hogar son muy populares en la actualidad porque los robots aspiradores y los cortacéspedes automáticos están de moda, de forma que los equipos para otros trabajos de casa también se han hecho conocidos.

Una de las tareas menos gratificantes en casa, es limpiar las ventanas. Por tanto, tiene sentido que la haga una máquina. La pregunta es: ¿Son realmente útiles los robots para limpiar las ventanas?

Por adelantar un poco la respuesta: son limitados, no son lo suficientemente independientes para serlo. Comprar uno solo vale la pena para personas con ciertos requisitos. Descubrirás para quienes y qué se puede esperar de este tipo de robots más adelante. Aquí están nuestras recomendaciones en pocas palabras:

Resumen: Robots Limpiacristales Recomendados

Robot Limpiacristales Prixton BT-200

El Prixton BT-200 se presenta con una apariencia sencilla y hace muy bien lo que se supone que debe hacer. No hay quejas de su manera de trabajar, funciona bien y su atomatización está bien implementada.

Al limpiar, este robot para ventanas fué el más silencioso en nuestras pruebas, y al mismo tiempo, uno de los más minuciosos. El hecho de que el precio sea bueno, es la guinda del pastel.

Ver Prueba Completa del Prixton BT-200

Hobot 298 

El Hobot 298 proporciona resultados de limpieza que son comparables a nuestro robot limpiacristales favorito y además es bastante similar. Como ventaja adicional, tiene un pequeño depósito para líquido lipiacristales, que puede rociar sobre el cristal a través de una boquilla. Lamentablemente, es más ruidoso y bastante más caro que nuestro ganador de la prueba, y no nos funcionó bien en ventanas sin bordes.

Ver Prueba Completa del Hobot 298

Mamibot iGlassbot W200 Skybot

Si te molestan los cables, el Mamibot iGlassbot W200 Skybot es un buen robot limpiacristales que funciona a batería. Está bien fabricado, navega sin errores y también es capaz de limpiar ventanas sin bordes. Desafortunadamente, no tiene aplicación para el teléfono móvil y no es nada barato.

Ver Prueba Completa del Mamibot W200

Ecovacs Winbot 920

La alta calidad de sus materiales y los excelentes resultados de limpieza es donde marca la diferencia el Ecovacs Winbot 920. Aunque las sesiones de limpieza tardan un poco más de tiempo que otros robots limpiacristales, casi no dejó suciedad en nuestras pruebas e incluso llegó casi al marco de las ventanas. De todas formas, el Winbot no vale para ventanas sin marco y no trae un control remoto físico.

Ver Prueba Completa del Ecovacs Winbot 920

Comparativa Mejores Robots Limpiacristales 2022

MEJOR ROBOT LIMPIACRISTALES
MEJOR CON ROCIADOR
MEJOR SIN CABLES
PRIXTON Windows Cleaner Spire BT200 - Robot Limpiacristales Automático con Programas de Limpieza Inteligentes, Limpiador de Ventanas con Control Remoto Desde Mando o móvil
Robot Limpiacristales Smartbot Hobot-298 con App y depósito de limpiacristales Incorporado
Ecovacs WINBOT 920 - Robot limpiacristales Inteligente W920
✅ Fácil de usar
✅ Fácil de usar
✅ Robot sin cables
✅ Limpieza Eficaz
✅ Rociador
✅ Buen mando a distancia
✅ Relativamente silencioso
✅ Buena Limpieza
✅ Ventanas sin marco
✅ Precio Económico
✅ Aplicación móvil
✅ Buena navegación
❌ Gancho escaso
❌ Calidad cable
❌ Sin aplicación móvil
❌ Asa propensa enredos
❌ Depósito no extraíble
❌ Seguridad por ventosa
189,95 €
399,00 €
318,48 €
MEJOR ROBOT LIMPIACRISTALES
PRIXTON Windows Cleaner Spire BT200 - Robot Limpiacristales Automático con Programas de Limpieza Inteligentes, Limpiador de Ventanas con Control Remoto Desde Mando o móvil
✅ Fácil de usar
✅ Limpieza Eficaz
✅ Relativamente silencioso
✅ Precio Económico
❌ Gancho escaso
❌ Asa propensa enredos
189,95 €
MEJOR CON ROCIADOR
Robot Limpiacristales Smartbot Hobot-298 con App y depósito de limpiacristales Incorporado
✅ Fácil de usar
✅ Rociador
✅ Buena Limpieza
✅ Aplicación móvil
❌ Calidad cable
❌ Depósito no extraíble
399,00 €
MEJOR SIN CABLES
Ecovacs WINBOT 920 - Robot limpiacristales Inteligente W920
✅ Robot sin cables
✅ Buen mando a distancia
✅ Ventanas sin marco
✅ Buena navegación
❌ Sin aplicación móvil
❌ Seguridad por ventosa
318,48 €

Robot limpiacristales: Una ayuda limitada

Cualquiera que conozca los robots aspiradores sabe que puede esperar de los robots limpiaventanas, ya que son dispositivos muy similares, ¿no es así? En resumen: No, no lo son en absoluto.

Te sorprendería lo mucho en que se diferencian los robots limpiacristales de los robots aspiradores. Incluso si tienen algunas cosas parecidas vistos desde fuera, los limpiacristales automáticos no tienen mucho en común ni en su función ni desde un punto de vista técnico, y tampoco en su modo de limpiar.

Los robots limpiacristales son tan ruidosos como las aspiradoras

Es cierto que los dos limpian. Pero mientras que el flujo de aire es el responsable del rendimiento en los robots aspiradores, tiene una función diferente en los robots de limpieza de ventanas: asegura que el dispositivo no se caiga del cristal, porque la palabra mágica para un movimiento ágil en las ventanas es: “presión negativa”. Los robots limpiacristales la usan para pegarse al cristal y solo se quedan mientras tienen energía.

mejores robots limpiacristales

La limpieza propiamente dicha se realiza mediante el movimiento del robot, que desplaza la mopa de limpieza sobre el cristal. El ruido que hacen los robots limpiacristales es comparable al de una aspiradora, cuando están funcionando, los robots para ventanas emiten alrededor de 80 decibelios, casi tan alto como una aspiradora convencional.

Para garantizar que no se caigan al suelo en caso de un corte de corriente, la mayoría de los robots limpiacristales tienen baterías recargables, incluso aquellos que solo pueden encenderse con el cable de alimentación puesto. De todas formas, la capacidad de estas baterías no es muy alta, en su mayoría son baterías de emergencia puras que solo están sirven para que el usuario pueda llegar a tiempo y recoger el robot. En caso de corte de energía, los robots emiten un pitido fuerte, estridente y muy audible para llamar la atención de la emergencia.

Esto nos lleva a la cuestión principal: cuando se trata de autonomía, los robots aspiradores son muy superiores a los robots limpiacristales porque hacen su trabajo de forma casi automática. Si el depósito de suciedad está lleno o el nivel de carga de la batería es bajo, regresan a su base, crean mapas de la vivienda, recuerdan dónde ya han limpiado y dónde deben seguir, de hecho, la mayoría de la gente prefiere dejar que el robot aspiradore limpie cuando están fuera de casa. 

Todo esto no es el caso de los robots limpiacristales, sino todo lo contrario. Los robots aspiradores lo tienen mucho más fácil solo tienen que moverse por el suelo y no pegarse verticalmente a los cristales de las ventanas.

Los robots limpiacristales necesitan ayuda humana y supervisión

Sin ayuda humana, los robots limpiacristales no pueden llegar a su lugar de trabajo, deben colocarse en la ventana de forma manual. Para asegurarse de que no se caigan, hay que asegurarlos después con una cuerda. Todos los robots para ventanas que hemos probado usan ganchos de seguridad o ventosas para sujetarlos, los dos sistemas tienen sus ventajas y desventajas: si bien necesitas un objeto para sujetar un gancho de seguridad, las ventosas bloquean el acceso a la superficie de cristal que se supone que el robot debe limpiar. Creemos que la variante con un mosquetón es más práctica, porque por ejemplo, se puede sujetar el gancho a un radiador y colocar la cuerda de seguridad sobre la parte superior del marco de la ventana.

Si no quieres limpiar en seco, lo que es útil para limpiar el polvo, el siguiente paso es aplicar un producto limpiacristales. Si pones muy poco, el cristal no quedará limpio y si pones demasiado, el robot resbalará sobre la ventana. Nunca tuvimos ningún problema de este tipo, pero debes tenerlo en cuenta.

De los modelos que hemos probado, solo el Hobot 298, el Cecotec Windroid 880 y el Hobot 2S tienen un depósito y una boquilla con los que pueden rociar el limpiacristales.

También es importante el cable de alimentación, que permanece conectado al dispositivo mientras funciona. Las pocas excepciones que hay son el Winbot X de Ecovacs y el Mamibot W200 Skybot , que usan solamente batería.

robot limpiacristales

Una vez que todo está listo, el robot limpiacristales se enciende y se coloca en la ventana, donde se adhiere con fuerza. En la mayoría de los modelos, no es posible quitarlos de la ventana mientras trabajan, incluso haciendo bastante esfuerzo.

Si ahora pulsas un botón del mando a distancia, el robot se empieza a mover y hace su trabajo. Los programas de patrones N o Z son habituales. No son abreviaturas, son el patrón de limpieza. El programa N es ideal para ventanas altas, mientras que el programa Z es adecuado para ventanas anchas.

como-funciona-un-robot-limpiacristales

Cuando el robot termina de limpiar el cristal, regresa a la posición inicial, se para y emite un pitido para decirle a su dueño que le gustaría que lo quiten de allí, porque ningún robot limpiacristales puede cambiarse de ventana de forma independiente y mucho menos limpiar los marcos de las ventanas. 

Entonces todo el proceso se repite: quitar el robot de la ventana, lavar la mopa y rociarlo con limpiacristales, llevar el robot a la siguiente ventana, volver a colocar el cable de seguridad y seleccionar un programa. No se puede hablar de un proceso completamente automático.

Ningún robot limpiacristales puede cambiar de ventana o limpiar el marco de forma independiente

La utilidad de un robot limpiacristales depende principalmente del tamaño de las ventanas que se supone que debe limpiar. Falla desde el principio con pequeñas ventanas de celosía, pero tampoco es muy divertido en ventanas pequeñas de casas antiguas porque hay que llevarlo de una ventana a otra todo el rato. 

Solo es realmente interesante en grandes ventanales panorámicos. Si tienes varios de ellos, sin lugar a dudas vale la pena tener en cuenta un robot limpiacristales.

Pero incluso en cristales grandes, no se puede dejar solo. Todas los fabricantes indican que nunca se debe quitar la vista de un robot limpiacristales mientras está funcionando. Incluso si se puede evitar una caída gracias a las cuerdas de seguridad, algunos dispositivos a veces pierden su orientación y se detienen por completo, giran en círculos en patrones torpes o siguen chocando contra el marco de la ventana.

Los marcos siempre presentan dificultades, sobre todo cuando no hay. Si los sensores laterales no golpean un obstáculo, otros sensores deben evitar que el robot pase por el borde y se caiga. No hubo ninguna caída en nuestra prueba, pero solo 3 de los 14 modelos probados pudieron continuar con su programa.

Otro problema con la combinación de marcos de ventana y sensores surge del hecho de que los sensores de impacto en las esquinas sobresalen más que el paño de limpieza. El resultado es que siempre queda una pequeña tira sin limpiar del lado del marco porque la gamuza no llega al borde cuando los sensores ya están en el tope.

robot limpiacristales oferta

Todo esto es aplicable a los robots limpiacristales de forma cuadrada. En el caso de modelos con dos mopas circulares, el problema se agrava aún más. Las esquinas permanecen inaccesibles para estos robots debido a su diseño.

¿Para quién vale la pena un robot limpiacristales?

Cualquiera que espere que los robots para limpieza de ventanas lo libere de esta tediosa obligación doméstica se sentirá decepcionado. No se puede dejar solos, no limpian tan a fondo como una persona y no son tan rápidos. Esta tecnología realmente no ayuda a las personas mayores o discapacitadas que no pueden limpiar sus ventanas por sí mismas, ya que colocar el cordón de seguridad, conectar y desconectar el robot puede presentar dificultades que no deben subestimarse.

Como ya se mencionó, los robots limpiacristales pueden ser interesantes para:

  • Personas que tienen muchas ventanas grandes, porque vale la pena el esfuerzo. 
  • Pueden ser de gran ayuda para los que tienen ventanas altas que requieren una escalera para limpiar. El proceso de limpieza no será más rápido con un robot, al contrario, pero te ahorrarás los molestos y potencialmente peligrosas subidas por escaleras tambaleantes, que además tendrás que mover un poco más cada metro. A una altura de cuatro metros, el robot tiene una clara ventaja, después de todo, no le teme a las alturas. Como usuario, solo tienes que pensar en cómo tender la cuerda de seguridad.

De lo contrario, los dispositivos son, por supuesto, algo para los fanáticos de la tecnología. Su factor de gadget es extremadamente alto y es muy divertido hacer que esas cajitas se muevan verticalmente en la ventana. Especialmente el soltero clásico, que no le da gran importancia a la limpieza impecable hasta el último rincón y que de todos modos solo limpia sus ventanas una vez al año, puede divertirse con un robot limpiacristales.

¿Qué robot limpiacristales comprar?

Si buscas en las tiendas online robots limpiacristales, encontrarás muchos modelos de diferentes fabricantes, pero la gama en realidad no es tan amplia como parece. La razón: la mayoría de los dispositivos son modelos idénticos que se venden con diferentes nombres. Solo los robots limpiacristales de Ecovacs son todos desarrollos propios y patentados.

robot limpiacristales barato

Esto también explica por qué aparecen algunos robots parecidos en nuestra prueba, por eso, a veces unos son más baratos y a veces más caros que sus hermanos con la misma construcción. Por lo tanto, vale la pena comparar los modelos y prestar atención a los precios, porque estos difieren mucho en algunos casos.

Mejor Robot Limpiacristales 2022

Ganador de la prueba: Prixton BT-200

El Prixton BT-200 es un robot limpiacristales muy funcional y bien pensado que se centra en lo esencial, con éxito. Este robot limpiacristales no solo ofrece el mejor rendimiento general, sino que también es relativamente económico al mismo tiempo.

Es cierto que el Prixton BT-200 dado que es completamente idéntico en construcción al Mamibot W120-T, pero como a veces está agotado, el robot de Prixton se presenta como una opción mejor. La encarnación de Prixton mantiene la buena impresión que ya teníamos del Mamibot sin ningún problema. Y además de eso, el dispositivo de la marca Prixton es más barato que su doble Mamibot en el momento de la prueba, ¿qué más se puede pedir? En cualquier caso, la diferencia de precio y disponibilidad es razón suficiente para que le pasáramos la corona al nuevo y viejo campeón.

Prixton BT-200

Además del robot, la fuente de alimentación y la extensión de cable, el paquete contiene instrucciones, un mando a distancia que incluye baterías, la cuerda de seguridad y dos paños de limpieza para limpieza en seco y húmedo. El Prixton BT-200 es un clásico en lo que respecta a los cables y depende de una fuente de alimentación permanente. El cable es lo suficientemente delgado como para que se pueda cerrar la ventana, pero desaconsejamos esto en uso continiuado, el podría provocar una rotura del cable.

El robot reconoce los bordes y recuerda dónde ya ha limpiado

El robot necesitó alrededor de ocho minutos y medio para limpiar una de nuestras ventanas, que es un poco menos que los otros modelos probados. Es muy agradable: Con 72 decibelios, el volumen de ruido fue el más bajo que pudimos medir durante la prueba.

La sofisticada tecnología de sensores del Prixton BT-200 también merece elogios: nunca nos vimos obligados a intervenir en su funcionamiento. El robot para ventanas Prixton reconoce muy bien los bordes y recuerda dónde ya ha limpiado. Después de una línea que no puede seguir, no solo continúa directamente a la siguiente línea, sino que vuelve a ir girando lo más lejos que puede. También gestiona muy bien los huecos y las ventanas sin marco: reconoce los bordes de forma independiente y gira sobre sí mismo. Lo más destacado: después vuelve al trabajo. Además del idéntico Mamibot iGlassbot W120-T, solo los dos modelos mucho más caros como el iGlassbot W200 Skybot de Mamibot y Winbot X de Ecovacs pueden hacer esto.

El mando a distancia no levanta mucho entusiasmo, pero cumple su propósito, de ​​todos modos, los mandos a distancia no son especialmente buenos en ninguno de los dispositivos probados. Si no te gusta, también puedes controlar el robot a través de una aplicación. Prixton no oculta la relación con el Mamibot: la aplicación se llama “iGlassbot” y es la misma que habíamos usado antes para controlar el Mamibot iGlassbot W120-T.

Se empareja a través de Bluetooth y los mismos botones que en el control remoto están disponibles, aunque la aplicación no tiene funciones adicionales. La opción de poder operar el robot si has perdido el mando a distancia o las baterías están agotadas es muy útil, de lo contrario, la aplicación es más un truco de marketing en nuestra opinión.

Desventajas

Además de los buenos resultados de limpieza, lo que más nos gustó del Prixton BT-200 fue el enfoque en lo importante. Ahorra en gran medida en funciones extra, pero hace lo que se supone que debe hacer, pero mejor o al menos tan bien como todos los demás modelos en la prueba y lo hace sin cosas raras. Además, es relativamente barato.

Solo tenemos una preocupación: el asa está abierta por un lado y nos preocupaba que el cable de alimentación y el cable de seguridad pudieran enredarse en él. Esto nunca nos pasó, pero no nos sorprendería si lo usáramos más, no sería el primer robot limpiacristales que se atasca en su propia maraña de cables.

También se debe prestar atención al precio: en el momento de nuestra prueba, el Prixton BT-200 era más barato que el Mamibot iGlassbot W120-T, pero esto puede volver a cambiar. En caso de duda, compra el robot más barato, es el mismo modelo y los dos tienen la mejor relación calidad-precio.

Alternativas

La victoria de la prueba fue para el Prixton BT-200, pero hay otro modelo que dió muy buenos resultados:

Mejor Robot Limpiacristales con rociador: Hobot 298

El Hobot 298 es un muy buen robot de limpieza. Los materiales son de buena calidad, funciona bien y los botones son fácilmente accesibles. Además, el robot tiene un pequeño depósito para agua o limpiacristales y una boquilla con la que rocía automáticamente sobre el cristal de vez en cuando. Esto significa que no tiened que humedecer el paño de limpieza antes y evitar aplicar demasiado o muy poco producto. La boquilla es una buena idea y aunque casi nunca tuvimos problemas, el robot calculó mal una vez y roció el marco de la ventana, pero en general funcionó muy bien.

hobot 298 comprar

Lo único que no se entiende es cómo se coloca el depósito, porque se puede quitar, pero primero hay que aflojar un tornillo Phillips, que muestra un cable de alimentación con una pequeña conexión que hay que quitar para sacar el tanque. Este cable es sensible y no da la impresión de que el tanque esté diseñado para ser quitado con frecuencia. Una conexión o abrazadera con contactos metálicos habría tenido más sentido.

De todas formas, el depósito también se puede llenar puesto en el robot. Las botellas de limpiacristales normales encajan en la entrada del depósito haciendo que el llenado sea fácil.

Hablando de limpiacristales, el Hobot 298 trae una botella de líquido limpiacristales. El fabricante advierte que el robot solo debe usarse con él o con agua limpia. De hecho, tampoco hay problemas con otros limpiacristales, solo con respecto a la garantía.

El mando a distancia es suficiente. Si se quiere, también se puede controlar el robot a través de una aplicación para el teléfono móvil o tableta, pero no ofrece ninguna función adicional especial. Tuvimos algún problema con nuestro teléfono Android. Aunque la conexión Bluetooth funcionó de inmediato, el Hobot 298 no respondió a nuestras órdenes. Aparentemente este no es caso aislado ya que otros usuarios en Google Play también se quejaron de problemas de conexión con este robot limpiacristalews.

El Hobot 298 es adecuado para ventanas sin marco y también es posible limpiar superficies planas como una mesa. El dispositivo reconoce el hueco y no cae por el borde, por lo que no hay que preocuparse por una caída. Sin embargo, el robot no se para y sigue girando en círculos sin parar hasta que se apaga o se ordena otro comando. Parece involuntariamente divertido al principio, pero pronto se vuelve molesto.

El Hobot 298 limpia las ventanas normales a fondo y sin dejar rayas. La distancia al marco de la ventana no es tan pequeña como con el Prixton BT-200, pero tampoco mucho mayor. Los espacios sin limpiar que quedan en el borde son,por lo tanto, bastante estrechos.

El robot necesitó casi diez minutos para limpiar una de las ventanas, lo cual está un poco por encima de la media, pero el ruido de 80 decibelios fue uno de los más altos de la prueba, aunque todos los robots limpiacristales, con la excepción del ganador de la prueba, en general hacen este ruido.

En general, quedamos satisfechos con su rendimiento. El depósito de limpiacristales no es una revolución, pero ofrece una pequeña ventaja en comodidad. El Hobot 298 está casi a la par con el ganador de la prueba en términos de calidad, pero no solo es bastante más caro, sino también bastante más ruidoso.

Mejor Robot limpiacristales sin cable: Mamibot W200 Skybot

Si la cantidad real de robots limpiacristales no es tan grande, los modelos que funcionan exclusivamente con batería son aún más raros. 

El Mamibot iGlassbot W200 Skybot es un modelo sólido. Usa una ventosa para asegurarse. Por desgracia, se debe pagar un precio alto por llibrarse del cable, pero si aún así se quiere prescindir de el, se consigue un buen dispositivo por su precio.

mamibot w200 comprar

Como ya dijimos, no somos unos grandes admiradores de la ventosa, pero puede ser más útil que un gancho de seguridad en ciertas situaciones, como cuando no hay absolutamente nada a lo que sujetarlo. En el Mamibot W200, una gran ventosa se encarga de asegurarlo. Como ventaja adicional, la ventosa se puede unir con una cuerda y un mosquetón, por lo que probablemente pienses que está doblemente seguro, pero el cordón es bastante corto, lo que a su vez limita mucho las posibilidades del gancho y lo hace prácticamente inútil como solución de seguridad en la mayoría de los casos. Además, la ventosa tiene los problemas típicos: es difícil encontrar un lugar adecuado para ponerla y, por otro lado, nunca se puede estar seguro de si no se soltará, especialmente en ventanas que aún no se han limpiado.

La batería es bastante grande y tiene una generosa capacidad. Está fácilmente accesible detrás de una tapa. No se carga en el propio robot, sino que debe retirarse y colocarse en un cargador externo, que tiene un ventilador y hace mucho ruido, por lo que los que son sensibles deberían poner el cargador en otra habitación.

El embalaje incluye cuatro paños de limpieza, una pequeña botella de spray vacía para limpiacristales y un mando a distancia con pilas que se siente bien en la mano, tiene un acabado limpio y reacciona rápidamente a las órdenes. Junto con el Ecovacs Winbot 880, es el mejor en este aspecto.

Eso es bueno, porque a diferencia del Mamibot W120-T, no hay aplicación para el iGlassbot W200 Skybot. Nosotros no lo echamos de menos, pero nos sorprendió. Aunque el fabricante tiene dos aplicaciones para operar sus robots, “iGlassbot” y “Smart Mamibot”, el W200 no es compatible, comprobamos que las aplicaciones no pueden encontrar el robot. Eso era de esperar, porque esta característica no se especifica oficialmente en ninguna parte.

La falta de conexión al teléfono e Internet muestra una pequeña curiosidad: hay una toma USB en la parte inferior del robot. Aunque las instrucciones están impresas en alta calidad y son relativamente detalladas, no dicen nada sobre para qué siirve. Sospechamos que el puerto USB es para instalar actualizaciones de firmware, ya que el robot no puede descargarlas debido a la falta de conexión a la red. Desafortunadamente, en el momento de la prueba, no pudimos encontrar ninguna actualización relevante para verificar esto. En cualquier caso, es de esperar que la instalación de actualizaciones, si es que llegan a aparecer, sea un poco más engorrosa que con robots con conexión a una app.

La prueba práctica transcurrió sin mayores problemas. Si enciendes el W200 Skybot, escuchas la misma voz metálica de ordenador que los otros robots limpiacristales con voz: los avisos en inglés no suenan bien. Las rutinas de navegación parecen ser las mismas que en el Mamibot iGlassbot W120-T o el mismo Prixton BT-200, por lo tanto estan probadas y funcionan bien. Cuando el robot de ventanas ha terminado de limpiar, vuelve al punto de partida y si detecta un hueco, se da la vuelta y continúa con su trabajo. Solo notamos un pequeño y molesto detalle: la cuerda de seguridad encaja exactamente en la ranura del robot donde se encuentra la tapa para la batería, y muchas veces queda atrapada allí.

Funcionalmente, el Mamibot iGlassbot W200 Skybot es casi comparable a nuestro ganador de la prueba, pero cuesta más o menos el doble. No se puede hacer más, pero es un poco peor que nuestro favorito debido a que falta la aplicación. Con una diferencia de precio tan alto, se debe pensar muy bien si el no contar con cable vale la pena. Si es así, podemos recomendar este robot.

Robot Limpiacristales de limpieza profesional: Ecovacs Winbot 920

Si la minuciosidad y la alta calidad son lo más importante para tí, Ecovacs ofrece un buen robot limpiacristales con el Winbot 920. Es el único en nuestra prueba que no solo pasa por encima del cristal, sino que también puede hasta cierto punto, fregar. Aunque necesita su tiempo para un buen ciclo de limpieza, los resultados nos convencen.

Entre la gran cantidad de aparatos con licencia y robots de marca blanca, Ecovacs subraya su condición de fabricante y marca de calidad con el Winbot 920. En lugar de meter todo en una caja sin cuidado, al desempaquetar nos encontramos un maletín en el que todo está en su sitio y se puede guardar perfectamente. Dado que normalmente no usa un robot limpiacristales todos los días, el estuche es un añadido bastante útil.

Ecovacs Winbot 920 comprar

Se incluye en la caja la fuente de alimentación, cuatro paños de limpieza y un paño de microfibra para limpiar a mano. Sin embargo, el dispositivo no viene con mando a distancia. Esto no es habitual y para nosotros algo que da igual, pero no todo el mundo lo verá así, porque la única forma de usar el robot es con la aplicación, que necesita un registro con una cuenta. Y coger el teléfono, que primero debes desbloquear, no es tan práctico como coger un mando a distancia.

Se empareja a través de Bluetooth, no de WIFI, por lo que la integración en una casa inteligente no es posible. Al contrario de lo que afirman algunas reviews de Internet, la conexión nos funcionó sin problemas. De todas formas, la aplicación no ofrece muchas funciones, por lo que todas las órdenes podrían estar fácilmente en un control remoto. El punto más importante es la selección de los modos de limpieza, que son tres: el programa estándar, limpieza profunda y limpieza local.

Como sugiere el nombre, el programa estándar hace limpieza típica, con el que se obtienen resultados muy decentes y tardó más o menos siete minutos. El Winbot 920 escanea toda la superficie y limpia las esquinas y los bordes de nuevo, si los puede alcanzar.

La limpieza profunda llevó casi el doble de tiempo. El Winbot gastó la friolera de 13 minutos. Es bastante tiempo pero los resultados fueron sorprendentemente buenos. En el el primer intento ya dejó el cristal limpio a pesar de que era el exterior y con bastante suciedad que deberían haberse limpiado previamente. Solo quedaron unas pequeñas marcas de suciedad más pequeñas, lo que es un gran resultado orgulloso para un robot limpiaventanas. Durante las pasadas posteriores con el cristal que ya se había limpiado antes y durante los ciclos de limpieza por la parte de dentro de las ventanas, ya no dejó los bordes sucios. A pesar de la mayor duración, el modo Deep Clean es nuestro claro favorito de los tres modos.

La situación es diferente con la limpieza de las manchas. El robot se mueve hacia adelante y hacia atrás unas cuantas veces en el punto donde se encuentra e informa que se completó con éxito después de unos 15 segundos. Como puedes imaginar, esto no funciona muy bien, por lo que prácticamente puedes ahorrarte el modo.

En funcionamiento, el Winbot mostró 920 dos particularidades frente a otros robots limpiacristales. Uno es el alto grado de minuciosidad, porque el robot puede fregar bastante. Detecta puntos en el cristal y se mueve de un lado a otro en lugar de pasar por encima de ellos una o dos veces. Aunque el robot solo puede ejercer una cantidad limitada de presión, el fregado aumenta notablemente la limpieza, ningún otro robot limpiacristales puede hacer esto. También penetra profundamente en las esquinas y los bordes, limpiando casi hasta el marco de la ventana. La navegación funciona como se espera siempre que el robot no tenga que lidiar con ventanas sin bordes. Después de reconocer un hueco, que funcionó perfectamente en la prueba, el Winbot ya no continúa con su trabajo y se para.

La otra característica, mucho menos agradable, es el comportamiento con los productos limpiacristales. Si no se dosifica con mucho cuidado, enseguida tendrás problemas con el Winbot 920. Solo con el Winbot tuvimos problemas de resbalamiento. Incluso muy poco producto de más hace que el robot deje de funcionar de inmediato, e incluso una mopa de limpieza recién enjuagada y todavía húmeda puede ser demasiado. Esto hace que la preparación sea complicada y es fundamental un tiempo para acostumbrarse. Por lo tanto, debemos desaconsejar claramente a los impacientes el Winbot 920, porque el posible resbalamiento no es solo una pequeña desventaja, sino, con mucho, el mayor punto negativo de este robot limpiacristales.

En resumen, el desempeño del Winbot 920 es impresionante, pero su sensibilidad le puede costar la recomendación. Aunque tenemos experiencia con los robots limpiacristales, nuestra experiencia con el Winbot fue frustrante al principio porque todos los demás robots de la prueba son mucho menos sensibles. 

Si le das una segunda oportunidad al Winbot 920 y te acostumbras a su particularidd con los productos de limpieza, tendrás una limpieza excepcionalmente buena y apenas tendrás que trabajo después. Por lo tanto, es nuestra recomendación para personas a las que les gusta hacer las cosas a fondo una vez y aceptan que puede tardar más tiempo. Si pierdes la paciencia rápidamente deberías mantenerte lejos de este robot.

Mejor Robot Limpiacristales Barato: Cecotec Windroid 880

Ya sabemos que Windroid 880, como es un robot de mopa circular, no llega a las esquinas y en cuanto a navegación mostró algunas dificultades al empezar a limpiar por la parte de abajo de la ventana, pero al empezar por la parte superior limpió bien toda la superficie del cristal.

El Cecotec Windroid 880 tiene una boquilla rociadora para producto limpiacristales, similar a la del Hobot 298. Hace uso de ella con demasiada arbitrariedad, como pudimos comprobar en los marcos de las ventanas mojadas que el robot roció una y otra vez mientras limpiaba el borde inferior de la ventana.

La construcción del dispositivo es buena y el mando a distancia funciona bien, pero no es nada especial. El cable de alimentación se fija directamente con una rosca, que es práctico, porque así no se desenchufa. La app apenas ofrece algún valor añadido sobre las funciones del mando a distancia pero puede ser útil si se pierde o acaban las pilas.

En las ventanas y superficies sin bordes, no se cae, pero muchas veces no funciona de forma fiable.

Con todo, el Cecotec Windroid 880 es una de las mejores opciones de este tipo de robots limpiacristales y es relativamente barato, pero los robots que recomendamos limpian más a fondo, pueden tener potencialmente menos accidentes, requieren menos intervención en su funcionamiento y, en el caso de nuestro ganador de esta prueba de 2022, tiene un precio similar.

Ofertas Robots Limpiacristales octubre 2022

También hemos probado:

Mamibot iGlassbot W120-T

El Mamibot iGlassbot W120-T fue nuestro favorito en las pruebas anteriores, pero fue sustituido por el Prixton BT-200 como ganador actualmente. Los dos robots son idénticos hasta el último detalle e incluso la aplicación asociada es la misma. Que el Mamibot ya no sea nuestro favorito no tiene nada que ver con su calidad, que sigue siendo de lo mejor.

Nuestra decisión se basó exclusivamente en factores externos: el Mamibot iGlassbot W120-T estuvo temporalmente agotado varias veces. Además, el Prixton BT-200 es más barato. Esas son todas ls diferencias. Por lo tanto, nuestro consejo es que si encuentras el Mamibot W120-T más barato que el Prixton, lo compres sin dudar. Solo ten cuidado de no confundir el W120-T con el casi con el mismo nombre W120, que en realidad es un modelo muy diferente.

HOBOT-2S

Dos boquillas rociadoras de liquido en lugar de una, parece que es lo que pensaron al desarrolar el Hobot 2S. No solo es visualmente parecido al Hobot 298, sino que también tiene mucho en común con él en funciones. Puede verse como una versión premium del Hobot 298.

Junto con la segunda boquilla de pulverización, también hay un segundo depósito que se llena por separado. Aparentemente estos son los mismos depósitos del Hobot 298, por lo que tampoco se quitan para llenarlos. La limpieza no es más profunda con la boquilla adicional, pero lleva menos tiempo porque el robot limpiacristales no tiene que girar para poder conducir en la dirección indicada. Solo tardó alrededor de siete minutos para una de nuestras ventanas, que es bastante menos que su modelo hermano. Los resultados fueron comparables y por lo tanto, muy buenos, aparte de las habituales franjas justo al lado del marco de la ventana.

Nos gustó que la aplicación Hobot aparentemente se haya actualizado y funcionó como debería. Esta vez no hubo problemas, el robot se emparejó en poco tiempo y se puso a funcionar con la aplicación. No tiene muchas funciones, que son las mismas órdenes que se pueden activar con el mando a distancia. Aún así, es bueno tenerlo.

Hay poco que criticar del Hobot 2S, es uno de los mejores robots limpiacristales. El hecho de que no lo recomendemos se debe únicamente al precio. En el momento de la prueba, costaba la friolera de más de 500 euros en España, lo que significa que no solo cuesta más de 100 euros más que su modelo hermano casi igual, sino que también es el robot más caro de toda la prueba.

Ecovacs Winbot X

Ecovacs Robotics es un fabricante de robots reconocido, pero el  Winbot X nos decepcionó en nuestra prueba. En lo positivo: el robot está bien fabricado y tiene un tacto agradable. También es capaz de limpiar con ventanas sin bordes, no solo no falla, sino que también continúa funcionando después de encontrar espacio vacío. En la prueba, solo el Mamibot y el Prixton BT-200 pudieron hacer esto. Hacer el trabajo del Winbot X con batería, en primer lugar, es práctico, ya que los cables de alimentación de a menudo se enredan con los cables de seguridad y no siempre puedes cerrar las ventanas cuando pasas un cable para limpiar los cristales desde el exterior.

Desafortunadamente, esto nos lleva al mayor inconveniente del Winbot X: Realmente solo funciona con batería. Si conectas el cable de alimentación, el robot no funciona. Si la batería está agotada, hay que parar la limpieza. Dependiendo de la cantidad de ventanas de tu casa, es muy probable que una limpieza completa lleve más de una tarde.

Además, los sensores laterales de sus cuatro esquinas sobresalen un poco más que la competencia. El resultado es que quedan bordes relativamente anchos, al menos el doble de grande que con nuestro favorito favorito. Al menos la limpieza del resto de la ventana es bastante buena, prácticamente no quedó suciedad y tampoco observamos ninguna raya.

Otro aspecto un tanto engorroso del robot es la protección contra caídas. Esto no se consigue con un simple cordón, sino con la ayuda de una ventosa sobredimensionada. Lleva baterías extra y reconoce electrónicamente tanto la presión de entrada como la conexión al robot. Si uno de ellos no es correcto, el Winbot X se niega a funcionar. Dejar que funcione sin la molesta seguridad es imposible. Lo malo es que la ventosa da falsas alarmas y si no hay una ventana al lado disponible tiene que estar pegada al mismo cristal que se supone que debe limpiar el robot.

Conga Windroid 980

El  Conga Windroid 980, es un robot limpiacristales robusto, relativamente grande y pesado. A diferencia de los otros modelos, el cable de alimentación está firmemente anclado en el dispositivo y es muy grueso. Esto significa que no puedes cerrar la ventana mientras el robot está limpiando desde el exterior. Esto no importa para su funcionamiento, pero puede oirlo muy claramente, porque el Conga Windroid 980 es uno de los robots más ruidosos. Encontramos los largos tiempos de reacción del robot algo molestos. Si usas el mando a distancia, puedes identificar una latencia clara entre la pulsación de la tecla y la acción correspondiente, no necesitas un cronómetro para notarlo, podemos espera un retraso de aproximadamente un segundo. Si quieres quitar el robot de la ventana después de que la limpieza haya terminado, se toma aún más tiempo,

Por lo demás, el robot limpiacristales de Cecotec hace su trabajo bastante bien, pero no logra la limpieza de los principales competidores, no deja ningún punto fuera de los bordes, pero fue el único modelo que tuvo problemas leves con rayas. El hecho de que no haya un cable con un gancho, sino una ventosa que hace que parte del cristal sea inaccesible para el robot, y es de poca ayuda, sobre todo porque el cable de alimentación tiene que pasar de todos modos a través de la ventana abierta. Por lo tanto, el funcionamiento con batería y el dispositivo de seguridad de fijación exterior no ofrece ninguna ventaja. Asemás, el Conga Windroid 980 no puede limpiar ventanas sin bordes.

Create WIPEBOT

Uno no debe esperar habilidades de navegación sofisticadas en el Create Wipebot, el patrón de movimiento es simple y en ningún momento da la impresión de que estén trabajando rutinas sofisticadas. 

El robot pasa por encima del panel una vez, eso es todo. Como todos los robots limpiacristales con mopas redondas, el Create WIPEBOT no puede llegar a las esquinas, pero puede reconocer huecos y luego continuar con la limpieza. Esto significa es adecuado para ventanas sin marco. Los resultados de la prueba no estaban del todo al máximo nivel, pero definitivamente eran utilizables.

De los robots limpiacristales con doble mopa rotatoria que probamos, el Create WIPEBOT fue uno de los mejores y si quieres este modelo concreto, vale la pena tenerlo en cuenta, pero comparado con todos los demás, no es nada especial y demasiado caro para lo que se ofrece.

Ecovacs Winbot 880

Nuestra experiencia con el Ecovacs Winbot 880 no fue muy buena. De las promesas en la web del fabricante, el robot no pudo cumplir con una sola satisfactoriamente. La voz en inglés suena a lata no aporta ninguna ventaja real, sino que más bien me pone nervioso. Si pones el dispositivo en superficies sin marco, se detiene en el borde y la voz de hojalata se queja por falta de presión de succión.

Contrariamente a la información del sitio web, el robot nunca vuelve al punto de partida, sino que se para en algún lugar de la superficie cuando le da la gana. El tiempo que este robot limpiaventanas necesita para limpiar una ventana también varia muchísimo, aquí teníamos de todo, entre tres y ocho minutos por pasada. Ocasionalmente, sin razón aparente, se quedaba parado por un tiempo y se movía un poco descoordinado antes de continuar repentinamente su trabajo sin ninguna intervención por nuestra parte. El Winbot 880 reacciona rápidamente a las órdenes del mando a distancia.

Una gran ventosa se usa para evitar caídas, pero a diferencia del Winbot X, no reconoce ninguna presión de contacto y por lo tanto no da errores constantemente, pero aún así no es agradable.

La batería de 650 mAh que se describe en los datos técnicos solo sirve como reserva de seguridad para cortes de corriente.

Lo positivo que podemos es la buena calidad de fabricación del robot y especialmente del mando a distancia es mucho mejor que los de la mayoría de sus competidores. Además, el robot es relativamente silencioso, pero esto no es suficiente para un buen robot limpiacristales.

Eco-DE Absolut Carbon Winclean Eco-996

Al principio, nuestro Eco-DE Absolut Carbon Winclean Eco-996 no funcionaba. La causa ue una fuente de alimentación defectuosa, pero como la fuente del Chovery CL-1 es igual a la del Eco-996 y los dos robots tienen una construcción prácticamente idéntica, las únicas diferencias están en el color, la forma del asa y el mando a distancia.

Por lo tanto, el robot Eco-DE sufre los mismos problermas que el Chovery y no puede limpiar las esquinas, no puede hacer nada en ventanas sin marco y parece más propenso a caerse que los robots cuadrados. En contraste con la fuente de alimentación defectuosa y el mando con botones frágiles, la calidad de construcción es buena. El dispositivo no tiene funciones adicionales, como un rociador o aplicación para móvil.

No sabemos si la carcasa es de carbono realmente, aunque lo dudamos, pero es un buen truco de marketing.

Chovery CL-1

El Chovery CL-1 es un robot limpiacristales genérico que se puede comprar bajo multitud de marcas. Eso no lo convierte en un mal robot. Normalmente se pega bien al cristal y limpia con bastante efectividad, aunque no especialmente rápido. Al hacerlo, sin embargo, solo sigue su camino preestablecido una vez, no tiene la intención de recorrerlo dos veces. Atrapa la mayor parte de la suciedad, pero algunas veces no limpia algunas zonas.

Como en todos los robots de mopas circulares, el mayor problema radica en el diseño, ya que el Chovery CL-1, no tiene posibilidad de llegar a las esquinas de la ventana y de esta forma puede deja atrás mucha suciedad.

Así probamos los robots limpiacristales

Los preparativos para esta prueba empezaron unas semanas antes. No limpiamos las ventanas de nuestra oficina. Pasado este tiempo, había bastante polvo visible de la calle y manchas de agua en las ventanas.

Después pusimos los robots en las ventanas bien sucias. Todas las ventanas son iguales y a cada robot se le asignó una ventana. Los robots limpiaron repetidamente las ventanas durante dos semanas y se usó el mismo producto limpiacristales.

Para comprobar como los robots limpiaventanas pueden limpiar superficies planas y superficies sin bordes, también les hicimos limpiar mesas, o que lo intentaran, porque no todos pudieron hacerlo. La orientación horizontal no fue el problema, sino su capacidad de orientación.

Además, evaluamos la calidad de fabricación y la facilidad de uso de los robots limpiacristales. Aunque en el primer punto, la mayoría aparentaba buena calidad, en el segundo punto las cosas cambian sensiblemente de un dispositivo a otro. También tomamos nota del equipamiento, de las características y funciones de cada uno.

Preguntas Frecuentes

Robots Limpiacristales y Azulejos

Los Robots Limpiaventanas se pueden usar sin problema sobre azulezos o cualquier tipo de superficie lisa, incluso suelos.

¿Pueden limpiar ventanas en el techo los robots limpiacristales?

Limpiar claraboyas en normalmente es difícil, de manera que parece que un robot limpiacristales puede ser de utilidad, pero lamentablemente la fuerza de succión a menudo no es suficiente para limpiar al revés.

robot-limpiacristales-ventanas-altas-claraboya

Aunque hay algunos robots que pueden soportar ligeras inclinaciones, el ángulo máximo posible de inclinación de la ventana es de unos pocos grados.